Adquirir una propiedad es una de las mayores compras a través de nuestra vida. Poseer una propiedad tiene grandes beneficios pero también trae ciertas responsabilidades.

Examine los siguientes puntos que le ayudarán a determinar si esta listo para adquirir una propiedad:

  • Tiene una fuente de ingreso continua y confiable antes de aplicar para un préstamo.
  • Su historial de crédito demuestra que esta listo para ser dueño de una propiedad.
  • El total de sus deudas es manejable y puede con el compromisio adicional de una hipoteca.
  • Tiene dinero ahorrado para la opción de compra y gastos de cierre.

Determinar su situación actual  le ayudará a tomar la mejor decisión para usted y su familia.

Beneficios al Comprar una Propiedad

Ser dueño de una propiedad tiene sus ventajas - tanto financieras como personales. Examine los beneficios y las diferencias entre ser propietario o rentar una propiedad para determinar  si comprar es la mejor opción.

Beneficios al adquirir una propiedad:

  • Ahorros y descuentos en los impuestos.
    Usted puede obtener ahorros significativos al radicar su planilla anual de ingreso, federal o estatal, ya que puede deducir los intereses de su hipoteca y los impuestos a su propiedad.
  • Añada valor a su propiedad
    Mantenga su propiedad en buen estado y realice mejoras que añadirán valor a su propiedad.
  • Ganancia
    Ya que una hipoteca es una  inversión,  le permitirá planificar futuras metas tales como su retiro o educación de sus hijos.

Diferencias entre ser propietario y ser inquilino:

  • Las rentas te eximen de las obligaciones de mantenimiento como pintura, áreas verdes y reparaciones.
  • Ser propietario te da mayor libertad para decorar, cambiar y añadir a tu gusto.
  • Rentar te da mayor flexibilidad al momento de mudarte sin incurrir en gastos ni tiempo en la compra y venta de propiedades.
  • Las propiedades son una inversión financiera, estás invirtiendo en tu futuro, ya que adquieren valor a través de los años.